Bordados Mallorca y Valencia

Mallorca
El bordado mallorquín se deriva de los trabajos que primitivamente se hacían sobre los «rebocillos» (prenda femenina que enmarca la cara). El motivo va, generalmente, bordado en rojo y azul sobre fondo blanco y representa la ondulante rama de la vid. También se utiliza mucho hilo blanco sobre fondo azul claro. El bordado mallorquín es muy usado en mantelerías y paños en general. El turismo es un gran consumidor de este tipo de bordados.
Valencia
Antiguamente de una gran tradición, en la actualidad se limita al bordado de pañoletas para el traje regional valenciano, que consiste en bordados sobre tul con aplicación de lentejuelas.
No podemos terminar este apartado sin hacer referencia al bordado en blanco tan apreciado, en general, por todas las mujeres españolas. Ya en el siglo xvm, nuestras damas lucían en paseos y en bailes hermosos bordados en sus prendas de vestir tanto exteriores como íntimas. Esta tradición ha llegado hasta nuestros días de forma que rara será la mujer que no tenga en su armario sábanas, manteles o ropa de lencería bordada en blanco. La demanda de este tipo de bordado va en aumento, contrastando con que cada vez hay menos bordadoras a mano. Dada la importancia que creemos tiene esta técnica particular, reseñaremos brevemente el modo de su ejecución.

Deja un comentario