Coccion de la ceramica

Cocción. Sólo una pieza cocida es un objeto listo para el uso. Lo más práctico es enviar las piezas al horno de alfarería o de ladrillos, o a un taller de cerámica. Los artículos de alfarería no requieren para su cocción una elevada temperatura; pero, de todos modos, el barro se contrae, de manera que los objetos cocidos resultan un poco más pequeños que cuando entraron al horno. Si fuese una escuela la que enviare los cacharros al horno, es conveniente que reúna varios objetos para llenar una hornada completa. Hay que tener en cuenta que el horno de alfarería se abre sólo a los dos días para retirar las piezas.

Deja un comentario