Archivo del Autor: admin

El sillón cama

Para lo amigos.

A todos nos encantaría tener una casa en la que contáramos con el lugar suficiente como para recibir amigos o familiares que vienen de lejos y ofrecerles una “habitación de huéspedes”, con todas las comodidades.
¿Quiere recibir amigos y no tiene lugar? Eso se puede subsanar fácilmente: un sillón cama en un rincón del living estará siempre listo para ofrecerse a quien queramos alojar en casa.
Así estaremos haciendo realidad el viejo dicho “la casa es chica, pero el corazón es grande”

Dormitorios ordenados

Poniendo orden.

¿El dormitorio de sus chicos es un verdadero desastre? No se avergüence ¡pasa hasta en las mejores familias!
Hablando en serio, es muy común que poner orden en el cuarto de los chicos sea una de las más pesadas tareas del hogar. Para aliviar un poco esa difícil misión, hay que saber organizarse:

Seleccione todo aquello que ya no usan llámese ropa, juguetes de cuando eran más chiquitos, útiles en desuso- y pídales que la ayuden a juntarlo para donar a alguna institución de bien público.

¿Se sacan la ropa sucia y queda tirada sobre la cama? Si Mahoma no va a la montaña, la montaña va a Mahoma: ponga un cesto para la ropa sucia en su habitación, así ellos no tendrán excusa… y usted tendrá una parte de la tarea aliviada.

Los percheros son los mejores aliados para organizar la ropa de los chicos: pedirles que doblen y guarden la ropa del colegio que usan al día siguiente es una meta casi imposible. En cambio, si usted les instala un perchero detrás de la puerta, llegarán y colgarán la ropa de la escuela sin mayores problemas.

Las cajas plásticas de colores son una solución mágica: se apilan y listo. Puede disponer varias para que guarden en algunas juguetes, en alguna otra juegos de mesa, los vestidos para las muñecas en una más…
Va a ver que en poco tiempo notará la diferencia, y ellos también, ya que al buscar sus cosas y saber en qué lugar están, se sentirán gratificados y se involucrarán tratando de mantener el “nuevo orden impuesto”.

Técnicas para pintar paredes

Pintando paredes.

Con los precios que se manejan en estos tiempos, decidirse a pintar la casa es un tema importante y no se hace todos los días. Por eso, antes de definir el color que se va a usar, hay que llevar a cabo un proceso que nos va a asegurar que la elección sea la correcta, para no caer en arrepentimientos tardíos.

Vaya a la pinturería y pida todas las muestras de colores de pintura que haya en el mercado. Lleve las muestras a su casa y téngalas a la vista por unos días antes de tomar la decisión.

Recuerde que la iluminación y las sombras harán que un color determinado se vea diferente de lo que usted esperaba. Compre una lata pequeña de su color preferido y pruebe en un área de cada pared. Mírela en distintos momentos del día y con distintas combinaciones de luz.

Si no quiere probar el color en la pared, pinte una varilla de madera y apóyela en la pared para ver cómo queda y si le gusta.

¿Le gusta el color pero le resulta muy fuerte? Busque un valor más claro y vuelva a realizar la prueba en la pared. Si es una habitación en la que va a pasar mucho tiempo, evite los colores muy intensos: resultan psicológicamente cansadores en una habitación de trabajo, living o cocina. Si hay en la habitación alguna cortina o tapizado que a usted le encante, llévela a la pinturería y elija un color de esa tela para pintar las paredes.

Y recuerde: es mejor tardar en elegir el color, tomarse la molestia de probarlo y asegurarse, que llevarnos la desilusión de nuestra vida al encontrarnos con que aquel “durazno pastel” que nos parecía tan delicado, bajo las luces de nuestra habitación se transforma en un “naranja furioso”.

Bailarín de madera

EL BAILARÍN ELEGANTE.
Necesitáis: una pinza para la ropa; un redondel de corcho; tres cerillas usadas; un trozo de papel de dibujo.

REALIZACIÓN:
Quitadle el muelle a la pinza. Girad y pegad, una contra otra, las dos partes de la pinza. Vaciad el centro del redondel de corcho.
Introducid y pegad la base de la pinza en este hueso.
Pegad las cerillas a cada lado de la pinza (brazos).
Recortad la pechera del smoking en papel de dibujo.
Doblad la parte superior de la pechera y pegadla contra la pinza.
Tapad el agujero central de la pinza con un trozo de cerilla. Pintad con gouache.

Hacer manualidades para niños faciles

SR. «HUEVO PASADO POR AGUA»
Necesitáis: dos ampollas de productos farmacéuticos vacías; una cuchara sopera de arena muy fina; una pelota de ping-pong; un tapón de corcho; un redondel de tapón de corcho; tres redondeles de cartón pegados (o uno de madera del mismo espesor) de 7 cm de diámetro; cinco cerillas usadas; un sujeta-papeles; hilo blanco; un trozo de papel adhesivo.

REALIZACIÓN:
Tamizad la arena a través de una media y rellenad una de las dos ampollas con ayuda de un pequeño cucurucho de papel.

Unid las dos ampollas por las puntas, enrollando varias vueltas de papel adhesivo. Cerrad las otras dos puntas de las ampollas con un trocito de papel adhesivo.
Construid el personaje uniendo los siguientes elementos: un redondel de tapón cortado por la mitad (pies); cerillas (brazos, piernas y cuello); pelota de ping-pong (cabeza). Pegad el personaje sobre su zócalo.
Pintad el conjunto con goauche. Clavad un alfiler en el papel adhesivo que une las dos ampollas según un eje un poco desplazado con relación a la caída de la arena, a fin de no entorpecer esta caída. Atad el alfiler con el hilo y pegadlo al extremo del brazo derecho.

FUNCIONAMIENTO:
Girad este reloj de arena tantas veces como sea necesario, contándolas, hasta cronometrar los tres minutos necesarios para la cocción de un huevo pasado por agua.
Para el modelo que aquí os presentamos se necesitan tres giros.

FUNCIONAMIENTO:
Accionad el cajón para que Dimitri comienze a bailar.

Manualidades para niños recortables

EL CAZADOR DE MARIPOSAS.

Necesitáis: una cajita de cerillas; papel de dibujo.

REALIZACIÓN:
Recortad los planos 1 y 2 en el papel de dibujo. Pintadlos con gouache. Doblad por el punteado.
Separad la red de la tira y pegad la mariposa.
Pegad A sobre el estuche de la caja.
Pegad B contra el cajón de la caja.

FUNCIONAMIENTO:
Abrid y cerrad la, caja para animar al personaje.

Como hacer un juguete para niños

EL ACORDEONISTA.

Necesitáis: una pelota de ping-pong; un tapón de corcho; un redondel de corcho; cinco cerillas usadas; un rectángulo de papel de dibujo de 10 3’3 cm.

REALIZACIÓN:
Unid la pelota al tapón con una de las cerillas.
Cortad el redondel de corcho por la mitad.
Emplead estas dos mitades para hacer los pies.
Unid los pies al cuerpo clavando dos cerillas.
Pegad una cerilla a cada lado del cuerpo para hacer los brazos. Doblad el rectángulo de papel de dibujo en acordeón (cada centímetro).
Pegad el acordeón entre las manos del músico. Pintad con gouache.

Como hacer un columpio

LOS NIÑOS SE COLUMPIAN.

Necesitáis: una pinza de madera para tender la ropa; una horquilla grande; un clavito; un redondel de corcho; cartón.

REALIZACIÓN:
Recortad los planos 1 y 2 en el cartón y pintadlos con gouache. Perforad por A, B y C. Construid la biela (3) con la horquilla (los dos ganchos no están en el mismo plano; forman un ángulo recto uno frente al otro).
Practicad una muesca en la parte superior de la pinza. Introducid en ella y pegad la pieza 2.
Clavad el clavito en C y A para unir el columpio a su zócalo.

Clavad por detrás, en la punta del clavito, un redondel de corcho para mantener el conjunto en su sitio. Perforad, por el lado derecho, la punta de la parte inferior de la pinza.
Introducid la base de la biela en este agujero.
Introducid el otro extremo de la biela en el agujero B.

Hacer manualidades para niños

Clavad más o menos, y con mucho cuidado, los siete alfileres, con un martillo, en el redondel de madera, tratando de que, al hacerlos vibrar, se obtengan las siete notas de la escala.
Decorad las dos mitades del tapón con cinta adhesiva de color.

FUNCIONAMIENTO.
Dad los dos auriculares (tapones) a alguien que escuche y que deberá colocárselos en los oídos, manteniendo tensos los cordeles.
El «concertista» debe sujetar con una mano el redondel de madera contra un mueble (que actuará como caja de resonancia) y hará vibrar los alfileres con la otra mano.