Archivo de la categoría: accesorios hogar

Madera tratada

Aunque la madera es fácil de trabajar, presenta numerosas dificultades para aquellas personas que desconocen este tipo de trabajo. Será, pues, conveniente que las que se encuentran en este último caso hagan prácticas en trozos de maderas inútiles, antes de comenzar un trabajo en serio.

Corchos

También se construyen cajas para bombones, para guardar pañuelos, medias y otros utensilios femeninos. Para estuches de costura, cajas para guardar tabaco, joyeros, etcétera. Al primer golpe de vista, parece que lo más corriente sería que estas cajas tuvieran formas cuadradas o rectangulares, pero las formas cilindricas también pueden ser utilizadas.

Madera corcho

Hemos dicho que el corcho se vende en el mercado en planchas ya preparadas por fábricas especializadas. Pero, además, se puede disponer de otras piezas que nos presentan el corcho tal y como sale del alcornoque. Este último tipo se llama corcho virgen. Así, por un lado tendremos planchas lisas y prensadas y por otro piezas curvas que conservan todavía la corteza del árbol.
Según sea el objeto que vayamos a construir, necesitaremos uno u otro tipo de corcho e incluso, muchas veces, los dos al mismo tiempo.

Trabajar el corcho

Para trabajar el corcho se precisan algunas herramientas, pero éstas son tan sencillas que incluso en el hogar más modesto existirían. Y aun si dichas herramientas no se poseen, un afilado cuchillo bastaría para hacernos olvidar su falta.
Si además de tales herramientas sencillas o de ese cuchillo afilado, podemos disponer de un bote de cola y de unos cuantos alfileres, tendremos todos los elementos para ponernos al trabajo.

Manualidades con corcho

Muchas niñas, en la edad escolar, aprenden a hacer construcciones de corcho en la clase de trabajos manuales. Pero cuando dichas niñas crecen se olvidan de ello. Es algo que queda en el pasado. Esto, en principio, nos parece normal. Lo que ya no nos parece bien es que, sabiendo realizar construcciones en corcho, alguien se pregunte: Pero, ¿qué puedo hacer yo para ganarme la vida, si no tengo ningún oficio? La respuesta sensata en alguien que ha trabajado el corcho sería: «Hacer objetos de corcho para venderlos.»
Sin embargo, si alguien que no haya realizado nunca ninguna clase de trabajo en este material se interesa por el asunto, también puede dedicarse a esta industria casera.

Barro cocido

Los materiales a emplear deben ser de buena calidad, si no se quiere correr el riesgo de imperfecciones muy difíciles de corregir una vez la pintura haya sido aplicada.
La construcción de figuras y de recipientes en barro o en yeso es un trabajo de artesanía que, de día en día, va siendo más apreciado, debido precisamente a la falta de personal especializado en este tipo de industria casera.

Vasijas de barro

Sin embargo, la construcción de pequeños jarrones puede ser llevada a cabo manualmente o con ayuda de un molde, si se conciben como dos medias lunas susceptibles de ser unidas por la mitad. Como se sabe, el uso del torno resulta imprescindible a la hora de fabricar recipientes en barro.
AI igual que el yeso, el material que nos ocupa puede ser pintado y decorado, lo que se deberá hacer antes de secar las figuras y dándole a éstas previamente una capa con barniz impermeable.

Artesanias barro

Como en el caso del yeso, es muy posible que la figura presente ligeras imperfecciones. Ahora bien, no podrá recurrirse ni a la lima ni al uso de las cuchillas. Pacientemente, dichas imperfecciones se irán subsanando con ayuda de un pincel fino mojado en agua.
Para el completo secado de las figuras de barro se utiliza con mucha frecuencia un horno especial. Ahora bien, cómo conseguir este horno representa algunas dificultades cuando se trata de trabajos caseros, aunque éstos sean explotados comercialmente, se pueden secar las figuras por sí solas, colocándolas en algún lugar seco y a temperatura normal. El sol no es aconsejable, pues se corre el riesgo de que los objetos y las figuras se agrieten.
En realidad, el barro es una materia muy adecuada para ser modelada a mano, ya que, pese a ser un material blando, tiene la suficiente consistencia como para permitir la construcción paulatina del contorno de las figuras primero y luego los pequeños detalles. Para este modelado a mano es imprescindible que la persona interesada tenga conocimientos de escultura o una inclinación natural por las formas artísticas. Debe ser, además, diestra en el manejo de los palillos y de las espátulas.

Fotos de barro

A continuación se aplicará más barro sobre esta primera mitad, como si construyésemos una pequeña pirámide. Al colocar encima la segunda mitad, el barro se esparce por todo el hueco de la figura. La cantidad de barro a colocar será de suma importancia, ya que si ésta es pequeña, la figura no quedará completamente rellena, y si es grande sobresaldrá entre las dos mitades del molde. La práctica es la mejor consejera para estos casos. Inmediatamente después del moldeo, cuando se trabaje en barro, debe sacarse la figura. Como se comprenderá fácilmente, deberá procederse con sumo cuidado para no deformar la figura, y el mismo consejo será válido a la hora de colocar las extremidades. Los trocitos de alambre que sobresalen del cuerpo facilitarán mucho este trabajo. Una vez el barro esté completamente seco, quedará solidificado.

Figuras barro

En barro, las figuras pueden sacarse tiernas del molde, lo que permite que se les pueda añadir toda una serie de elementos, también en barro, que se unen fácilmente al cuerpo principal y solidificar conjuntamente.
El barro también permite que las figuras puedan reforzarse en su interior, refuerzo que, en muchos casos, facilitará la unión, por ejemplo de brazos y de piernas en el caso de reproducir una figura humana o animal.
Para llevar a cabo este refuerzo se suele emplear un alambre delgado. Se procederá de la siguiente manera:
Se llena de barro la mitad del molde. Se colocan los alambres en aquellos lugares donde se desee el refuerzo, cuidando de que sobresalgan un poquito de cada lado