Archivo de la categoría: Manualidades tela

Muñecas de tela

Muñecas de tela
La muñeca, vestida, se aprecia en la figura. Muñecas de mayor tamaño suelen confeccionarse con tela de algodón o paño lenci color natural. El tronco puede formarse con una bolsita cuadrangular, esto es suficiente para conformar un cuerpo de niño; pero si la muñeca debe representar a una señorita, se dará forma adecuada a la bolsita mediante pinzas y una costura lateral curva. Para el corte véase la figura.

Hacer muñecos de tela

Muñecos movibles, de tela y viruta de madera
En la figura, la tercera muñeca a partir de la derecha, que llamaremos Tina, está hecha con una vieja media tres cuartos. Debido a que el tronco resultó muy largo, se acortaron un poco las piernas. El cuerpo se rellenó con restos de lana y la cabeza se hizo con fieltro. Como el fieltro no es un tejido, puede modelarse cuando está húmedo; los cabellos son de lana.

Muñecos bebes

El cuerpo y los miembros también se envuelven, ajusfando bien la tela. También puede colocarse la tela del lado del revés sobre las piernas e hilvanarla como si se tratara de una media; después se saca cuidadosamente, se cose a máquina, se da vuelta, y se reviste la armazón con la tela ya cosida.
La cara. Con unas pocas puntadas alrededor de los ojos y de la nariz pueden delinearse los rasgos de la cara. Luego se pintan los ojos, la boca y las mejillas; después, se aplican sobre la cara varias capas de barniz.

Muñecos de tela

El anillo de alambre que debe formar la cabeza se llena con una pelotita de algodón y se cubre con tiras del mismo material. Obsérvense en la figura las proporciones de la cabeza.
El revestimiento de la armazón. El tejido de punto, color piel, se aplica y ciñe sobre la cara, con los puntos en sentido vertical, y se cose por detrás, en la nuca. El trozo de tejido con que se cubre esta parte ha de colocarse de tal manera que las costuras desaparezcan debajo de los cabellos.

Moldes muñecas de trapo

En la armazón, las piernas se bifurcan a la altura de los codos. Al envolverla, el cuerpo tiende a alargarse demasiado, por lo cual doblamos el alambre bien arriba para formar las piernas. Luego, se construye la armazón de acuerdo con el dibujo.
Cómo envolver la armazón. De la manta de algodón se rasgan tiras de 3 cm de ancho. Se comienza en la espina dorsal y se envuelve en dirección levemente oblicua. Luego, se ata todo con hilo de hilvanar; las partes que deben ser más gruesas y redondas, se revisten con varias tiras.

Moldes de muñecas

Observación de las proporciones del cuerpo humano. Con los brazos extendidos horizontalmente se mide desde la punta de una mano a la otra: esta medida corresponde a la altura del cuerpo humano desde la coronilla hasta los pies. El codo se dobla a la altura de la cintura.  El brazo extendido llega hasta la mitad aei muslo. Si se mide desde la articulación superior de la cadera, la rodilla debe hallarse en el medio de la pierna. Estas proporciones se tendrán en cuenta para la correcta confección de los muñecos.

Moldes de muñecos

Moldes de muñecos
Muñecos más grande
s
Obsérvese primeramente la figura.
Material. 2 m de alambre liso flexible, de 1 a 1,5 mm de espesor; manta de algodón; tejido de punto color rosado; lápices o pinturas tipo acuarela; barniz; piel, lana o estopa para los cabellos; retazos para el vestido.

Hacer un muñeco


Muñecos con lienzos cuadrángulares.
En las figuras se detalla la confección de estos muñecos. La cabeza se rellena con algodón o con una esfera de madera o de plástico. La ligadura en el cuello se hace de modo tal que todas las arrugas caigan sobre la espalda. Los rasgos de la cara se pintan o bordan.

Hacer muñecos

Trabajos de aplicación
Muñecos con palitos redondos

Material. Palitos redondos de 15 a 20 cm de largo (palo de escoba); alambre; tiras de tela.
En la parte superior se talla la forma del cuello. Un centímetro más abajo se perfora un agujero, a través del cual se pasa un alambre para formar los hombros y los brazos. En los extremos del alambre se forma un lazo para las manos. El madero y el alambre se envuelven con tiras de 2 cm de ancho de género en desuso. En la figura 27 se aprecia una armazón terminada. Los que olvidaban traer el palito, cosa que a los niños les sucede muy a menudo, tenían que confeccionar una armazón de papel (en la figura) y revestirlo de papel “crepé”. Todos los niños trajeron retazos, encajes, cintas y cuentas. Cada muñeca encarnaba un “ideal” y por eso era original. Creo que estas horas de creación común costituyen una vivencia placentera en la tarea escolar. Las muñecas de la figura 19 fueron obra de niñas de 11 años.

Crear muñecas

Mientras preparaban las muñecas, los niños tenían oportunidad de observar, comparar y comprender; pero aprendían más aún con la confección de los vestidos. Ellos mismos debían preparar los patrones, pues no podían utilizar los que aparecen en las revistas especializadas, ya que cada muñeca tenía sus propias medidas.